91 002 7123 info@tawytours.com L-V 9:30 a 14:00h y de 15:30 a 19:00h

Iniciar sesión

Registrarte

Después de crear una cuenta, podrá hacer un seguimiento de su estado de pago, rastrear la confirmación y también puede calificar la visita después de que finalizó la visita.
Usuario*
Contraseña*
Confirmar contraseña*
Nombre*
Apellido*
Email*
Telefono*
País*
* Crear una cuenta significa que está de acuerdo con nuestros Términos de servicio y Declaración de privacidad.

Ya eres miembro?

Iniciar sesión
91 002 7123 info@tawytours.com L-V 9:30 a 14:00h y de 15:30 a 19:00h

Iniciar sesión

Registrarte

Después de crear una cuenta, podrá hacer un seguimiento de su estado de pago, rastrear la confirmación y también puede calificar la visita después de que finalizó la visita.
Usuario*
Contraseña*
Confirmar contraseña*
Nombre*
Apellido*
Email*
Telefono*
País*
* Crear una cuenta significa que está de acuerdo con nuestros Términos de servicio y Declaración de privacidad.

Ya eres miembro?

Iniciar sesión

SUBIDA AL MONASTERIO DE PETRA

Desde el Museo, al final de la Calle Columnada, nada hace pensar que 200 metros más arriba se encuentra uno de los enclaves más espectaculares de Petra. Llegar hasta el Museo ya implica que hemos recorrido el corazón de la ciudad nabatea, pero es solo el principio. Si queremos conocer El Monasteriohemos de emplearnos a fondo para subir caminando (unos 45 minutos de subida y 30 minutos de bajada) hasta la altiplanicie donde se asienta, perfectamente escondido de forma natural, El Monasterio (Ad-Deir), para muchos la verdadera joya de Petra.

Necesitaréis tiempo para llegar hasta el Museo, al fondo del valle, disfrutando de parajes tan fascinantes como El Siq y la fachada del Tesoro, que son solo la puerta que esconde (nunca mejor dicho) un sinfín de maravillas arquitectónicas nabateas en forma, fundamentalmente, de templos y tumbas. Pero ese tiempo os vendrá bien para dejar que el sol coja altura y se prepare para ir iluminando poco a poco el frente de la fachada del Monasterio. Para tenerla a punto justo cuando estéis arriba. Nada mejor que observarlo con la luz apropiada, la que existe sobre todo desde media mañana y al mediodía. Son las horas en las que el calor hace acto de presencia durante la subida, pero quizá por ello la recompensa final se disfruta más. Estamos convencidos de ello.

Entre El Museo y El Monasterio hay una diferencia de altitud de 200 metros que se salvan mediante 800 escalones tallados en la roca a través de un angosto barranco. Con el esfuerzo de la subida creemos que no te pararás a contarlos pero si estamos seguros de que, cuando por fin te encuentres frente al Monasterio, todo esfuerzo habrá merecido la pena. Las panorámicas que puntualmente ofrece la subida invitan a ascender realizando pausas en las que el resuello se mitigue a la par que damos rienda suelta a la fotografía. Si prefieres ir más cómodo, puedes subir en burro pero para el regreso te recomendamos bajar a pie, pues aunque los animales de carga hacen el recorrido a diario, es mejor si quiera evitar pensar en un pequeño resbalón…

El Monasterio no se observa de golpe sino que como las grandes estrellas se hace rogar, queriendo mostrar su belleza poco a poco. Será preciso, una vez arriba, ir avanzando a la par que giramos la cabeza hacia la derecha y atrás para ir descubriendo la majestuosidad  de la fachada de este edificio, el segundo más importante de la ciudad rosada.

Frente a su fachada, un pequeño bar permite degustar un té mientras saboreamos esta obra maestra en piedra de 47 metros de ancho y 48 metros de alto, construida bajo reinado de Rabel II en el siglo II A.C. Una vez arriba, puedes asomarte a alguno de los balcones-miradores sobre los abismos de Petra (a unos 15 minutos ida más caminando por terreno más cómodo y llano), pero recuerda que todavía te queda bajar por el mismo camino y recorrer el fondo de la ciudad hasta la salida por el Siq. Si aprovechas el tiempo, en una larga jornada dentro de Petra como la que te proponemos en nuestro Jordania express, te dará tiempo a ver los principales monumentos de Petra, incluidos por supuesto el Tesoro, el Monasterio, el Teatro y las Tumbas Reales, entre otros muchos. Será preciso madrugar pero sin duda merecerá la pena hacerlo en una de las siete maravillas del mundo.

Hacer un comentario