91 002 7123 Contacto L-V 9:30 a 14:00h y de 15:30 a 19:00h

Iniciar sesión

Registrarte

Después de crear una cuenta, podrá hacer un seguimiento de su estado de pago, rastrear la confirmación y también puede calificar la visita después de que finalizó la visita.
Usuario*
Contraseña*
Confirmar contraseña*
Nombre*
Apellido*
Fecha Nacimiento*
Email*
Telefono*
País*
* Crear una cuenta significa que está de acuerdo con nuestros Términos de servicio y Declaración de privacidad.
Please agree to all the terms and conditions before proceeding to the next step

Ya eres miembro?

Iniciar sesión
91 002 7123 Contacto L-V 9:30 a 14:00h y de 15:30 a 19:00h

Iniciar sesión

Registrarte

Después de crear una cuenta, podrá hacer un seguimiento de su estado de pago, rastrear la confirmación y también puede calificar la visita después de que finalizó la visita.
Usuario*
Contraseña*
Confirmar contraseña*
Nombre*
Apellido*
Fecha Nacimiento*
Email*
Telefono*
País*
* Crear una cuenta significa que está de acuerdo con nuestros Términos de servicio y Declaración de privacidad.
Please agree to all the terms and conditions before proceeding to the next step

Ya eres miembro?

Iniciar sesión

LA RELIGIÓN Y LAS FIESTAS RELIGIOSAS EGIPCIAS 2

Los dioses del antiguo Egipto son representados con forma animal, con forma humana o como una combinación de ambas. En la letanía de Ra, el dios Sol aparece de 75 formas diferentes, unas veces como macho, otras como hembra, con la cabeza de criaturas muy diferentes. Los dioses compartían muchas características anatómicas con los humanos, pero eran más grandes. Los textos dicen que Osiris medía 4,7m y Horus 4 m. Quizá esto explique por ir según el viajero griego Diodoro Sículo (90-21 a.C.), los sacerdotes egipcios mantenían preciosos archivos con la altura de los faraones  Ono indicó de su divinidad. A pesar de su extraño aspecto, los textos antiguos nos dicen que los dioses tenían uña comportamiento muy humano. Nacían, se casaban, tenían hijos, celebraban sus cumpleaños, sentían emociones, e incluso mantenían correspondencia entre ellos. Tenían las mismas funciones y necesidades vitales. Se ponían enfermos, se volvían viejos y finalmente morían. Ra, por ejemplo, moría cada atardecer al ponerse el sol y renacía con el amanecer.

Algunos dioses parecen casi superhéroes de tebeo: podían ser quemados, decapitados o cortados en pedazos, pero podían volver a ser recompuestos por sí mismos o con la ayuda de otros dioses y regresar de nuevo al mundo de los vivos. Los egipcios afirmaban que el número de dioses era infinito y nosotros conocemos el nombre de varios centenares de ellos. Es posible que fuera para poner un poco de orden entre tantos dioses por lo que los sacerdotes los organizaron en comunidades, en enéadas (grupos de nueve, como el formado por Atum y descrito párrafos atrás), familias y tríadas ( como la tríada tebana de Amón, su esposa Mut y su hijo Junsu). Como las familias humanas, también participaban en las fiestas, tenían intereses comunes y se peleaban con otros grupos.

Durante el Reino Nuevo, la tríada tebana fue el grupo más poderoso de Egipto y Amón, sobre todo en su forma sincrética Amón-Ra, era considerado con razón como el ‘’rey de los dioses’’ si bien aparece mencionado por primera vez en el Reino Antiguo y se ascenso hacia la cima comenzó durante el Reino Medio, fue durante las Dinastías XVIII a XX cuando Amón alcanzó la posición de preeminencia entre los dioses su nombre significa ‘’el oculto’’ pero los inmensos templos construidos para él por ejércitos de sacerdotes eran de todo menos discretos. Amón estuvo cerca de convertirse en una deidad monoteísta y durante algún tiempo fue la más rica y poderosa fuerza de todo Egipto.

#viajesegipto

#tawytours

Hacer un comentario