sep

Viajes a Jordania

Déjate sorprender por Jordania.

Viajar a Jordania es hacer un viaje en el tiempo, siéntete beduino por unos días y revive la historia de las caravanas comerciales cruzando el Wadi Rum camino de Petra…

Consigue las mejores ofertas de Tawy Tours. Ven y conoce Jordania con especialistas.

¿Por qué elegir tawy tours?
1.
Experiencia
+25 años de experiencia nos avalan
2.
Seguridad
Realiza tu pago con total tranquilidad
3.
Personalización
Nos adaptamos a tus necesidades
4.
Somos viajeros
Hablamos español, inglés y árabe
5.
Calidad
El mejor servicio al mejor precio
Encontrados 0 viajes a Jordania para cualquier fecha con salida desde Todos los orígenes
No se han encontrado viaje para los parámetros de busqueda utilizados.
Modificar búsqueda

Información sobre viajes a Jordania

Te presentamos información útil para planificar tu viaje a Jordania

Información general sobre Jordania

Jordania es, a pesar de la convulsa situación que viven sus vecinos, un paraíso de tranquilidad y seguridad. Podrás disfrutar, sin problema y como bien merece, de la magia de Oriente Próximo, de las sensaciones del desierto, del mar Muerto; de un paseo entre la historia de Gerasa (Jerash), entre las fachadas de Petra… porque Jordania es, sobre todo, un país de experiencias.

Dentro de la moda mundial del turismo de experiencias, pocos destinos ofrecen la cantidad de vivencias que Jordania depara. Estar en el lugar más bajo de la Tierra, el Mar Muerto, con sus 420 metros bajo el nivel del mar, y flotar sobre sus aguas; caminar entre las fachadas de la ciudad milenaria de Petra, joya nabatea guardada como uno de los grandes secretos arqueológicos del mundo; pasear a lomos de un dromedario por el desierto de Wadi Rum, donde Lawrence de Arabia forjó su leyenda en el que es sin duda uno de los desiertos más espectaculares y bellos del planeta, o sumergir la cabeza en las cristalinas aguas del mar Rojo, oasis de biodiversidad son sólo algunos ejemplos que jamás olvidarás.

Completan la vasta lista de atractivos jordanos enclaves naturales como el humedal de Azraq, Dana o la garganta de Mujib; multitud de lugares bíblicos como el Monte Nebo; la historia de Gerasa, una de las ciudades romanas de la Decápolis; los castillos de los Cruzados, las construcciones Omeyas del desierto del Este, los mosaicos de Madaba, etc.

Viajar a Jordania es hacer un viaje en el tiempo, siéntete beduino por unos días y revive la historia de las caravanas comerciales cruzando el Wadi Rum camino de Petra.

Informacion práctica

Superficie: 90.000 km² (el equivalente a Andalucía).

Población: 5 Millones de habitantes.

Capital: Ammán Nacionalidades y etnias: árabes (beduinos 40% y 60% de palestinos, muchos de ellos refugiados del conflicto israelí), circasianos, chechenos y armenios (procedentes del Cáucaso en migraciones del siglo XIX)

Idioma: árabe, inglés Religión: 95% musulmanes sunitas, 5% cristianos ortodoxos

Régimen político: monarquía constitucional (caminado hacia la democracia)

Hora local: GMT+2

Electricidad: 220 V y 125 V, 50 Hz (enchufes de clavija plana)

Pesos y medidas: métrico

Dinero, Tarjetas, Propinas

Moneda: Dinar Jordano (JOD) equivalente a 0,91 Euros a marzo de 2005

Visados: El visado se puede conseguir en la frontera, en el aeropuerto de llegada o en los consulados de Jordania. Tienen una validez de dos semanas desde el día de llegada, susceptible de ser ampliada a tres meses. El coste depende del país de origen: los viajeros de determinadas nacionalidades pueden entrar sin cargo, los españoles pagan 10 dinares jordanos (JOD), aproximadamente. El pasaporte deberá tener una validez mínima de seis meses. A la salida del país, en el aeropuerto se pagan tasas por unos 10 dinares. Todas las tasas se pagan en JOD, pero no reviste problemas porque existen oficinas de cambio en fronteras y aeropuerto.

Presupuesto y dinero: La moneda del país es el Dinar jordano (JOD) bastante estable en su relación con el Dólar USA (sobre 1,5 Dolares = 1 Dinar). El cambio con el Euro a marzo de 2005 rondaba los 0,91 JOD por Euro. El Dinar se divide en 100 piastras o 1000 fils.
El Euro y el Dólar son muy aceptados en establecimientos relacionados con el turismo, aunque es aconsejable cambiar a la moneda local. El mejor cambio se obtiene en las oficinas de cambio del centro de Ammán. Es bastante bueno el cambio en el aeropuerto y más desfavorable en hoteles y ciudades alejadas de la capital.
Las tarjetas de crédito son ampliamente aceptadas.

En los restaurantes caros se espera que el cliente deje una propina de un diez por ciento, pero en los modestos no exigen propinas. El regateo es posible cuando se trata de recuerdos o hoteles baratos, pero los precios no suelen bajar en mas de un 30%. En otros establecimientos no es habitual.


Te presentamos los mejores monumentos y lugares de interés

AMÁN
Originalmente situada sobre siete colinas, la actual capital del Reino Hachemita de Jordania es la habitual puerta de entrada y salida del país. Su aeropuerto internacional dista a medio camino entre la capital y el Mar Muerto. Esta moderna urbe cuenta con alrededor de 2 millones de habitantes y entre sus monumentos de interés destacan sin duda la ciudadela, el teatro romano y la acrópolis griega, si bien las principales visitas turísticas se localizan en los alrededores (Jerash, castillos del desierto, Mar Muerto, Madaba, etc.).

CASTILLOS DEL DESIERTO

Cuando uno se adentra en el desierto del Este jordano poco a poco se contagiando de la soledad y austeridad de los paisajes. Encuentra eso: desierto. Pero es un paisaje árido diferente, sin dunas de arena ni formaciones rocosas, es una gran planicie a unos 1.200 metros de altitud que se extiende hacia Siria y, sobre todo, Iraq y Arabia Saudí, por donde transitaban las caravanas del desierto y donde se hayan las posadas para su descanso y las fortalezas para su protección.

El objeto de la excursión de los “Castillos del Desierto” es visitar el Qsar Al Kharaneh, los baños de Qusayr Amra (Patrimonio de la Humanidad) famosos por los frescos del siglo VIII que decoran las bóvedas, techos y paredes interiores, con escenas de caza, y sobre todo, por las atrevidas escenas con mujeres desnudas, vino, etc. y el castillo de Azraq, que fue el cuartel general temporal de Lawrence de Arabia y hogar del ejército de Faisal en 1917 y 1918 (rebelión árabe). Tres buenos ejemplos de la arquitectura del imperio Omeya, que dejó en la zona diferentes pabellones de caza, baños, fortificaciones, y palacios.

JERASH Y CASTILLO DE ALJUN
Si te gustan la historia y los yacimientos arqueológicos, después de Petra, Jerash o Jarash (la Gerasa romana) es la visita más importante en Jordania. Se trata de las ruinas de una espectacular ciudad romana excelentemente conservada y rehabilitada, y situada a unos 45 kilómetros al norte de la capital (aprox. 1 h.). Necesitarás al menos media jornada para poder recorrer esta vasta extensión que en su época de apogeo (siglo III d.C) llegó a ocupar 800.000 kilómetros cuadrados y albergar 15.000-20.000 habitantes.

Gerasa (Patrimonio de la Humanidad UNESCO) formaba parte de la Decápolis romana, es decir, una de las diez ciudades que marcaban el límite este del Imperio romano, y fue edificada en los siglos I y II d. C. Destacan: el Arco de Adriano, el hipódromo, la Plaza Oval, las iglesias bizantinas, el Templo de Artemis, el Templo de Zeus y el Teatro Sur, el principal, con capacidad para 3.000 personas.

El castillo de Ajlun o Qala’at ar-Rabad, se ubica en lo alto de una colina (monte ‘Auf, a 1.250 m. altitud) ofreciendo un aspecto inexpugnable sobre el horizonte que domina desde hace mil años, formado por el valle del Jordán y tres valles más. Fue un importante bastión contra los cruzados. Se levantó en 1184-1188 por orden de Izz ad-Din Usama bin Munquidh, un sobrino de Saladino. Como curiosidad mencionar que el castillo formaba parte de la hilera de puestos de comunicación entre Damasco y El Cairo. Mediante señales, un mensaje llegaba desde la actual capital de Siria hasta la capital egipcia en menos de 24 horas.

Fue destruido tras las Cruzadas en 1260 y reconstruido por los mamelucos.

MADABA Y EL MONTE NEBO
Madaba y el Monte Nebo forman un combinado religioso muy interesante, la ciudad por su mosaico con el primer mapa de la Tierra Prometida y el monte por ser el lugar donde, según la leyenda, está enterrado Moisés.

Madaba es una ciudad comercial emplazada a 40 kilómetros al sur de Ammán (45 minutos). Es una ciudad de tamaño medio, con alrededor de 60.000 habitantes, de los cuales la tercera parte son cristianos y el resto musulmanes. Es sin duda uno de los principales enclaves cristianos del país y su historia está muy ligada a los principales episodios de la historia jordana. Y también de la prehistoria, como atestiguan los dólmenes en sus inmediaciones.

Lo más relevante de la ciudad es el maravilloso mosaico de la Iglesia de San Jorge, descubierto por casualidad en el suelo de la iglesia y que ilustra el primer mapa conocido de la Tierra Prometida. Originalmente medía entre 15-25 metros de largo y 6 metros de ancho y estaba formado por más de 2.000 teselas.

El Monte Nebo
Muy cerca de Madaba se encuentra el Monte Nebo. Es uno de los promontorios montañosos ubicados en el borde del escalón (falla) gozando de una envidiable panorámica desde sus 817 m. altura. Según cuenta la Biblia, desde su cima Moisés vio la Tierra Prometida (antiguos territorios de Galaad, Judea, Jericó y el Néguev), a la que no se le permitió entrar. Fue la última visión que tuvo sobre la actual Palestina, pues Moisés murió en su cima a la edad de 120 años. El lugar exacto de su tumba sigue siendo una incógnita en la actualidad, pero lo que sí está claro es que desde el mirador ubicado en el exterior de la basílica se disfruta de unas magníficas panorámicas sobre el valle del Jordán y la orilla norte del Mar Muerto.

EL MAR MUERTO

El Mar Muerto es el punto más bajo de la superficie terrestre. Es un gran lago salado de unos 80 kilómetros de largo y 16 kilómetros de ancho ubicado a 416 metros bajo el nivel del mar. Más de 800 kilómetros cuadrados de agua de elevada salinidad (10 veces más que el Mar Mediterráneo) que hacen que sumergirse en sus aguas sea una ardua tarea. La flotabilidad hará que el visitante se dé un baño singular, casi levitando en sus cálidas aguas.

Comparten sus orillas Israel, Cisjordania y Jordania. Desde tiempos inmemoriales (los griegos ya sabían de sus propiedades) son célebres las características de su lodo, con grandes propiedades medicinales y cosméticas. Pocos lugares en el Globo transmiten tanta paz como la calmada lámina de agua del Mar Muerto.

PETRA
Petra es la joya de la corona jordana. Faltan los adjetivos calificativos para la ciudad rosa, la capital de los Nabateos descubierta en 1812. En realidad fue fundada en la antigüedad -hacia el final de siglo VIII a. C.- por los edomitas, pero adquirió su estratégica importancia a raíz de la ocupación por los nabateos en el siglo VI a. C., que la hicieron prosperar gracias a su situación en la ruta de las caravanas que llevaban el incienso, las especias y otros productos entre Siria, Egipto, Arabia y el sur del Mediterráneo. Hacia el siglo VI d. C., el cambio de ruta de las caravanas comerciales y diferentes terremotos se encargaron de que la magnífica Petra cayera en el olvido hasta que en 1812 el lugar fue redescubierto para el mundo occidental por el explorador suizo Jean L. Burckhardt.
Su enorme tamaño y gran interés hará necesario al menos un día de visita para descubrir la profusión de monumentos en las paredes rocosas de Petra: El Tesoro, famoso e internacionalmente conocido monumento llevado al cine en la tercera entrega de Indiana Jones, el Teatro, el Gran Templo, las Tumbas de Colores, el imponente desfiladero del Siq, etc. y como sorpresa final, se puede subir caminando (o a lomos de caballería), los 800 escalones que conducen hasta el espectacular enclave del Monasterio, la fachada más grande de Petra.

Comprobará el visitante que en el interior de Petra pasa el tiempo con celeridad durante la visita ante sus ojos ensimismados que, de regreso a la entrada de la ciudad, descubrirán cómo con las luces del atardecer ésta muestra el porqué de su sobrenombre. Las Tumbas Reales, el Palacio, etc. lucen en ese momento del día en todo su esplendor rosado y naranja…. Petra es uno de esos lugares del mundo que hay visitar al menos una vez en la vida.

Un curioso aperitivo próximo a esta obra de arte es la Pequeña Petra, un pequeño desfiladero conocido así por parecer una pequeña escala de Petra. No son comparables desde luego, pero la pequeña Petra tiene sus curiosos rincones.

DESIERTO WADI RUM

Wadi Rum es el desierto de Lawrence de Arabia. Una de las porciones desérticas más bellas del mundo sirvió de cuartel general al célebre militar defensor de la causa árabe contra el imperio otomano y cada rincón de este desierto al sur del país evoca la figura de Lawrence. Aquí basó su novela “Los Siete Pilares de la Sabiduría” y aquí se rodó la galardonada película sobre su historia, protagonizada por Peter O’Toole.

Lo más habitual es recorrerlo en vehículo 4x4, adentrándose en este desierto de otro mundo para ver los enclaves más espectaculares de este desierto de montañas rocosas y dunas de arena naranja y roja. Desde puentes de roca natural hasta escondidos desfiladeros, manantiales o paredes con pinturas rupestres que también puedes descubrir a lomos de un dromedario. Sin duda, uno de los desiertos más bellos del planeta.

AQABA Y MAR ROJO

Aqaba es la ciudad más importante de las situadas en el golfo al que da nombre, el principal puerto costero de Jordania. Es un paraíso para el descanso a orillas del Mar Rojo y una cita ineludible para los amantes del submarinismo que encuentran en sus fondos marinos uno de los arrecifes de coral más espectacular y mejor conservado del planeta. Proliferan las playas y los balnearios.

Enclave estratégico en las rutas comerciales entre África y Asia por aquí pasaron diferentes imperios. En la actualidad es uno de los destinos turísticos jordanos por excelencia y el perfecto final de viaje.

Uso de cookies
Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y su experiencia en la web mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o como cambiar la configuración en nuestro Política de cookies