Los Jardines Yu Yuan, aire imperial en Shanghai

Te sorprenderá… los Jardines Yu Yuan

Jardines Yu Yuan. Foto: A. Polvorinos / Tawy Tours

Los Jardines Yu Yuan son una bocanada de la China imperial en medio de la modernidad cosmopolita de Shanghai. Entre rascacielos y modernos edificios se respira historia, la historia ligada a la época de la dinastía Ming cuando se diseñaron estos jardines “de la salud y la tranquilidad” entre los años 1559 y 1577.

Jardines Yu Yuan. Foto: A. Polvorinos / Tawy Tours

Y ése fue el motivo que inspiró al diseñador, un funcionario que quería recrear para sus ancianos padres el ambiente y las construcciones en aquella época se levantaban en la capital. Hace un siglo, una parte del jardín fue modificado como calles comerciales (como son muy turísticas no son baratas). Y así sigue hoy. Por suerte todavía quedan maravillosos rincones al más puro estilo imperial.

Jardines Yu Yuan. Foto: A. Polvorinos / Tawy Tours

En los jardines Yu Yuan puedes pasar desde un par de horas hasta media jornada paseando por sus callejuelas, pabellones, los comercios de los alrededores, y por supuesto las zonas ajardinadas disfrutarás enormemente. Descubrirás las joyitas que esconde, como la piedra de jade de casi 3,5 metros de altura y conocerás curiosidades como por ejemplo, por qué las pasarelas de mármol situadas sobre el lago describen zetas en lugar de ser una pasarela recta. Porque las almas/espíritus solo avanzan en linea recta… Matilde Asensi lo cuenta bien en su novela “Todo bajo el cielo”, libro muy entretenido que por cierto te recomendamos para ambientar tu viaje a las ciudades de la China imperial.

Jardines Yu Yuan. Foto: A. Polvorinos / Tawy Tours

 

Elige el programa de viaje que mejor se adapte a tus gustos o simplemente llámanos y te asesoramos. En Tawy Tours queremos mostrarte éste y otros bellos rincones de China.

Entre los palacios de la Ciudad Prohibida

No te pierdas… entre los palacios de la Ciudad Prohibida

Ciudad Prohibida. Foto: A. Polvorinos/Tawy Tours

Y tras dejar atrás un espléndido palacio de un blanco cegador y cuidada ornamentación, al otro lado del patio aguardaban otros tantos palacios, y tras ellos, unas decenas más…  así fue mi primera visita y sigue siendo la impresión que muchos visitantes me han comentado. Palacios y palacios, por centenas o ¿quizá un palacio con infinidad de dependencias? Es probable que esta opción sea la más acertada. La Ciudad Prohibida es el mayor conjunto palaciego del mundo. Casi 1.000 edificios y casi 10.000 estancias. Verdaderamente Impresionante. Por situar al lector con una referencia que ayuda a dimensionar su tamaño, la Ciudad Prohibida sería un rectángulo en el que caben 72 campos de fútbol.

Ciudad Prohibida. Foto: A. Polvorinos/Tawy Tours
Ornamentación en madera. Foto: A. Polvorinos/Tawy Tours

La entrada desde la plaza de Tian’anmen no desmerece, la magnificencia de esta descomunal plaza sirve de acceso a la que fuera durante siglos la capital del Imperio Chino. De hecho se encuentra ubicada intramuros de la llamada Ciudad Imperial de Beijing. En sus largos siglos de historia la Ciudad Prohibida es conocida como el Palacio Imperial de las Dinastías Ming y Quing; 500 años en los que fue la capital de los emperadores chinos y corazón político y ceremonial del país. Desde 1925 está gestionada por el Museo del Palacio.

Madera, mármol blanco y teja son los elementos arquitectónicos de la Ciudad Prohibida. Foto: A. Polvorinos/Tawy Tours
Ciudad Prohibida. Foto: A. Polvorinos/Tawy Tours

Pero llama la atención, además de las comentadas dimensiones, la abundancia de troncos de madera como vigas, paredes, techos, etc. Hay tal cantidad que fue el motivo por el que la UNESCO incluyó este lugar en su Lista de Patrimonios de la Humanidad en 1987 como el mayor conjunto de estructuras antiguas de madera del mundo.

Ciudad Prohibida. Foto: A. Polvorinos/Tawy Tours

Rodeada por una muralla de 8 metros de alto y un foso de 52 metros de ancho (6 m. profundidad), desde la puerta sur (Plaza Tian’anmen) resulta imposible vislumbrar lo que se esconde al otro lado del muro. Un vasto conjunto de patios, puertas, torres, jardines, salones… necesitarás una mañana completa para visitarla pero solo un segundo par quedar absorto por su magnificencia. Sobre todas las maravillas que hallarás en su interior, te lo explicará mucho mejor nuestro guía de Tawy Tours, contacta con nosotros para organizar tu viaje.

Ciudad Prohibida. Foto: A. Polvorinos/Tawy Tours

Palacio de Verano, en Beijing

Te sorprenderá… el Palacio de Verano

Lago Kunming. Foto: A. Polvorinos / Tawy Tours

En el lago artificial Kunming, a una docena de kilómetros del centro de Beijing, el Emperador Quianlong construyó su Palacio de Verano. Para él y su familia. Palacio que desde el año 1998 está considerado Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO y que actualmente es un gran parque de casi 300 hectáreas frecuentado por turistas y locales. Muy abarrotado en fines de semana.

Palacio de Verano. Foto: A. Polvorinos / Tawy Tours
Entrada al Palacio de Verano. Foto: A. Polvorinos / Tawy Tours

Del palacio antiguo, destruido durante la Segunda Guerra del Opio (1860) lo poco que quedó sirvió para la reconstrucción del Palacio (también vacacional) de la Emperatriz Cixi (quien lo reconstruyó en 1899) e incluso como sede de Gobierno.

Gran Corredor. Foto: A. Polvorinos / Tawy Tours
Pinturas del Gran Corredor. Foto: A. Polvorinos / Tawy Tours

Hoy tiene que ver como decimos con el ocio. Entre sus atractivos se encuentran multitud de edificios que conforman el palacio (pagodas, residencias, muelles, teatros, etc.). La visita del Palacio de Verano os llevará media jornada y de llevaros ya nos encargamos nosotros pero… ¿qué no os podéis perder cuando estéis allí? La Colina de la Longevidad, las pinturas que ornamentan el largo pasillo techado del Gran Corredor (nada más y nada menos que 750 metros de pasillo), el Barco de Mármol (y en origen también de cristal), el robusto y decorado con motivos de leones Puente de los Diecisiete Arcos (réplica del de Marco Polo en Beijing) y una navegación por el lago Kunming en alguna de las muchas embarcaciones que lo ofrecen (y no precisamente de mármol, claro).

Barco de Mármol. Foto: A. Polvorinos / Tawy Tours
Pagodas y templos en el Palacio de Verano. Foto: A. Polvorinos / Tawy Tours
El Puente de los Diecisiete Arcos, réplica del Puente de Marco Polo en Beijing. Foto: A. Polvorinos / Tawy Tours

Cae la noche desde el Bund de Shanghai

No te pierdas… Cae la noche desde el Bund de Shanghai.

Pudong de Shanghai desde el Bund. Foto: A. Polvorinos / Tawy Tours

Aunque no es el único, el principal atractivo turístico de la moderna y cosmopolita Shanghai es el Pudong. Se trata del barrio nuevo de la ciudad, donde los edificios apuntan directamente al cielo.

Comienza a atardecer sobre el Pudong- Foto: A. Polvorinos / Tawy Tours

Y para disfrutar del Pudong de la segunda ciudad más importante de China, nada mejor que hacerlo desde la otra orilla del río Yangtsé. Desde el paseo peatonal del Bund, donde se encuentra la parte histórica de la ciudad, se observan como desde ningún otro lugar los mayores rascacielos de este “Manhattan” chino. Es el mejor mirador sobre el Pudong y su skyline en el que sobresalen edificios como la Torre de la Televisión y su llamativa esfera (Perla de Oriente), el Shanghai World Financial Center y sus 492 metros de altura (el edificio más alto del país y uno de los más elevados del mundo) y la emblemática Torre Jin Mao, que fue hasta la construcción del World Financial Center, el rascacielos más alto de la urbe.

Torre de la televisión o Perla de Oriente. Foto: A. Polvorinos/ Tawy Tours
El Financial Center es el edificio más alto de China. Foto: A. Polvorinos / Tawy Tours

Acércate al caer la tarde hasta el paseo del Bund para disfrutar de la puesta de sol y el encendido de las mil y una luces del Pudong. Las altas siluetas comienzan a marcarse con la noche y a perfilar sus contornos iluminados en una estampa difícil de olvidar. La imagen del Pudong es la imagen del centro financiero y comercial de China. No te pierdas esta estampa de la mano de Tawy Tours.

El Templo del Cielo

Te sorprenderá… El Templo del Cielo

Templo del Cielo. Foto: A. Polvorinos/Tawy tours

Aterrizarás en China con la mente puesta en la Gran Muralla y en la Ciudad Prohibida. Como todo visitante que se precie por otra parte. Probablemente también en el Ejército de Terracota (Xian) o los rascacielos de Shanghai. Pues bien, sin saberlo, puede que pases por alto la idea de contemplar el más bello templo del país. Arquitectónicamente hablando, el Templo del Cielo te dejará sin palabras. Y es que en Tawy Tours no queremos que pierdas la oportunidad de contemplar esta joya de la época de las dinastías Ming y Quing y ubicada en la parte sur de la capital: Beijing. Pocos ejemplos ilustran mejor esta sección de “Te sorprenderá”.

Templo de las dinastías Ming y Quing. Foto: A. Polvorinos/Tawy Tours

Este templo fue utilizado por ambas dinastías para rogar al cielo, de ahí su nombre, en primavera para adorar las cosechas, y en otoño para agradecer los frutos recogidos al final de la época de cultivos.

El entorno es también lugar de relajación. Foto: A. Polvorinos / Tawy Tours
Foto: A. Polvorinos/Tawy Tours

Pero como todos los monumentos chinos, las dimensiones no son pequeñas. Consta de varios edificios: el Altar Circular, la Bóveda Imperial y el más célebre de todos, el Salón de la Oración por la Buena Cosecha. Este último edificio es imponente, matrimonio de armonía y perfección. Un templo circular de 30 metros de diámetro y 38 metros de altura que se suele llevar todo el protagonismo en fotos y selfies.

Salón de la Oración por la Buena Cosecha. Foto: A. Polvorinos / Tawy Tours

No faltan terrazas de mármol, pilares de madera, patios y zona verdes ya que el Templo del Cielo se ubica en el Parque Tiantan Gongyuan, donde los habitantes de Beijing pasan el día entre taichí, cometas y jugando al Mahong (dominó chino), entre otros entretenimientos de jóvenes y no tan jóvenes. El pulso de la ciudad late aquí relajado. Algo muy de agradecer entre el constante ir y venir de motos, coches, bicicletas y peatones. Un remanso de paz en el bullicio chino.

Foto: A. Polvorinos / Tawy Tours.

La Gran Muralla

Atrapa esta Foto!! La Gran Muralla en Badaling

Gran Muralla en tramo Badaling.
Foto: A. Polvorinos / Tawy Tours

Iniciamos la sección dedicada a China en nuestro blog con la foto soñada. No hay viajero que pise China y no quiera hacerse una foto en la Gran Muralla, y desde luego no es solo el monumento más representativo del país, si no la construcción más sublime del planeta. Imposible de imaginar hasta que no se está sobre las piedras de esta megaconstrucción; no se tiene la verdadera dimensión hasta que la vista no recorre los 360º desde los muchos puntos panorámicos que permiten esta visión. Laderas y laderas recorridas por esta cicatriz pétrea de proporciones descomunales. ¿Cuál es el mejor lugar para verla? El más accesible desde Beijing y el mejor conservado (rehabilitado) es el de Badaling, que cuenta con un tramo Oeste y otro Este. Sobre la Gran Muralla te contaremos más cosas en próximos post, hoy de momento te mostramos dónde hacerte el selfie más deseado.

Hacer esta foto requiere el esfuerzo de subir un tramo de la muralla pero, como dice un proverbio chino (referido a condición humana), un hombre no es hombre hasta que no pisa la gran muralla. Y un turista no ha estado en China si no se lleva de recuerdo una foto como ésta. En Tawy Tours te lo queremos poner fácil y queremos que la Gran Muralla forme parte de tu colección Top de fotos viajeras, así que te llevamos hasta el punto donde hicimos esta fotografía que hoy te mostramos (coordenadas: 40º21´15.15´´ N   116º00´24.14´´ E)

Palacio de la Ciudad, lujo rosa en Jaipur

Te sorprenderá… Palacio de la Ciudad en Jaipur

Palacio de la Ciudad. Jaipur. Foto: A. Polvorinos / Tawy Tours

El rosa asalmonado de la Ciudad Rosa, que es como se conoce a Jaipur por el color de algunos de sus edificios, está también presente en buena parte de las construcciones del Palacio de la Ciudad (City Palace), un vasto conjunto palaciego levantado en estilo rajput y mogol con roca y mármol. No faltan los suntuosos jardines ni el frescor de las fuentes entre arcos, columnas y techos rematados con pequeñas cúpulas en este micromundo de la ostentosidad en el centro de Jaipur.

Foto: A. Polvorinos / Tawy Tours
Foto: A. Polvorinos / Tawy Tours

Y como buen Palacio indio que se precie en su interior vive el actual maharajá de Jaipur, aunque esta parte (Chandra Mahal) queda fuera de las visitas turísticas… aunque si su fachada exterior de 6 plantas la Sala de los Maharajás, un museo donde conocer la visa de estos gobernantes locales. Te sorprenderán las dimensiones de uno de ellos, muy mujeriego (108 esposas). Aunque no damos más pistas…

Foto: A. Polvorinos / Tawy Tours

Y otro de los edificios emblemáticos, probablemente el más famoso, es el Palacio de los Vientos; pero éste se ve mejor desde fuera cuya fachada es una de las más fotografiadas del Rajastán. Es desde el exterior donde el rosa salmón de este ornamentado diseño rajput  te seducirá irremediablemente para llevarte a casa una foto como ésta.

Foto: A. Polvorinos / Tawy Tours

El Palacio de los Vientos, el Fuerte Amber, el Palacio de la Ciudad y otros muchos encantos de Jaipur, como el sorprendente patio con el observatorio de Jantar Mantar (visita obligada para los amantes y aficionados a la astronomía) no pueden faltar en tu viaje a India de la mano de Tawy Tours.

Palacio de los Vientos, en Jaipur

Atrapa esta Foto!!

Palacio de los Vientos, en Jaipur

Fachada del Palacio de los Vientos en Jaipur. Foto: A. Polvorinos / Tawy Tours

El Palacio de los Vientos es el principal monumento de Jaipur, la ciudad rosa. O al menos el más fotografiado. Y ésta es la imagen que se llevan de recuerdo todos los visitantes, la de su bellísima fachada.

Hawa Mahal o Palacio de los Vientos formaba parte del Palacio Real de la ciudad antigua de Jaipur y fue construido en 1799. La imagen más bella es la de la fachada que da a la calle principal y su arquitectura y diseño responde a una finalidad: ver sin ser visto. Eso era lo que hacían las mujeres que se asomaban desde las habitaciones en el interior del palacio a través de las ventanas finamente ornamentadas y diseñadas en celosía, lo que impedía ver desde fuera el interior mientras la visión desde dentro hacia fuera es perfecta.

¿Y lo de “de los Vientos”? Por el aire que circulaba a través de estas celosías durante cualquier época del año… algo muy de agradecer especialmente en verano.

Para fotografiar esta espectacular fachada de arquitectura rajput construida en cinco pisos con arenisca roja o rosa debes situarte en las coordenadas GPS: 43 R582098 E2978267.

Tawy Tours te lleva hasta allí en muchos de sus programas de viaje.

Fuerte Amber, visita a lomos de elefante

No te pierdas…

Fuerte Amber, visita a lomos de elefante

Elefante asiático ornamentado. Fuerte Amber. Foto: A. Polvorinos/Tawy Tours

Pocas veces se tiene la oportunidad de visitar un monumento a lomos de elefante. Y el lugar es nada más y nada menos que el Fuerte Amber, en Jaipur, uno de los monumentos más fascinantes del país y dentro del llamado Triángulo Dorado de India (Delhi-Agra-Jaipur). El punto de vista es absolutamente diferente, con un toque mahajará (o maharaní) y encima ahorra el esfuerzo de la subida, que aunque no es excesiva, si hace calor siempre se agradece. La subida en elefante está regulada para el cuidado de los animales; son todas hembras y cada animal solo puede hacer 4 viajes al día. Así que depende de la afluencia de visitantes al fuerte (suele ser alta) el “horario” de los elefantes puede concluir a media mañana… Mejor madrugar para disfrutar del Fuerte Amber con menos calor, menos visitantes y la posibilidad de subir a lomos de elefante. Para la bajada existen taxis 4×4 que por un módico precio bajan al visitante en el aparcamiento de la entrada, en la parte de debajo de la fortaleza.

Patio central con elefantes en el Fuerte Amber: Foto: A. Polvorinos/Tawy Tours
Foto: A. Polvorinos/Tawy Tours

¿Y qué se puede ver en el Fuerte Amber? Pues probablemente la fortaleza más espectacular de India. Su emplazamiento ya bien merece la pena (mejor por la mañana debido a la orientación del sol). Imponente, dominadora, apabullante. La luz de la mañana ilumina de lleno buena parte del perfil de los muchos edificios que, como si de una maqueta a gran escala se tratase, se amoldan al sinuoso perfil de la colina en la que se asienta emergiendo sobre el lago Maotha.

Patio del Salón de los Espejos y al fondo el recinto amurallado. Foto: A. Polvorinos/Tawy Tours
Salón de los Espejos. Foto: A. Polvorinos/Tawy Tours

Se trata de un conjunto palaciego situado a 11 km. del centro de Jaipur, la ciudad rosa y englobado dentro de un recinto amurallado mucho mayor, con el que conecta mediante multitud de pasadizos subterráneos. Construido por el Rash  Man Sigh (ejército de Akbar) en 1592 sobre edificación original de los Meenas. Rojo y blanco son los clores predominantes debido a los materiales utilizados (roca arenisca y mármol respectivamente). El Salón de sus Espejos es quizá el rincón más bello entre patios, fuentes y jardines pero especialmente te cautivarán las dimensiones de esta verdadera obra de arte, Su monumental se puede apreciar desde algunas de sus terrazas y miradores con vistas al interminable recinto amurallado de la colina de Amber.

Este palacio-fortaleza es una visita obligada en cualquier viaje a india. Y, como no podía ser menos, en Tawy Tours te llevamos.

El conjunto palaciego fortificado se levanta sobre la colina Amber y el lago Maotha. Foto: A. Polvorinos/Tawy Tours

Fathepur Sikri, la capital olvidada

Fathepur Sikri
Foto: A. Polvorinos / Tawy Tours

No te pierdas… Fathepur Sikri

A escasos 30 minutos de Agra se ubica la ciudad de Fathepur Sikri que fuera capital del imperio Mogol durante 14 años. La ciudad se construyó con arenisca roja entre 1571 y 1585 erigida por el emperador mogol Akbar el Grande que no dudó en hacerlo a lo grande, como correspondía a la fuerza de su imperio creciente.

Enormes patios interiores servían para albergar un poderoso ejército.
Foto: A. Polvorinos / TawyTours

Muy poco queda de sus muchos tesoros, saqueados tras su abandono diecisiete años después de ser construida, al parecer por falta de agua y mudar la capitalidad a Agra, a orillas del río Yamuna. Si queda, y muy bien conservada, su excepcional arquitectura hindú e islámica, un bellísimo ejemplo de ciudad amurallada, con sus palacios, jardines, plazas ornamentadas de forma exquisita y hasta el último detalle. Muchos espacios abiertos para albergar tropas.

Esta ciudad amurallada contaba con una exquisita ornamentación .
Foto: A. Polvorinos / Tawy Tours

Además de la gran mezquita de Jami Masjid o el palacio imperial –con varios pabellones y salas-, destaca en este monumento la enorme puerta de Buland Darwaza edificada tras la conquista del estado de Gujarat. Sus 54 metros de altura e interminable escalinata la convierten en un símbolo en este tipo de arquitectura. Tras esta conquista a la ciudad de Sikri, Akbar le añadió Fathepur, dándole el actual significado de “Ciudad de la Victoria”.

Foto: A. Polvorinos / Tawy Tours
Enorme puerta de entrada a Fathepur Sikri (Puerta Buland Darwaza.
Foto: A. Polvorinos / Tawy Tours

Fathepur Sikri es, al igual que el Taj Mahal y el Fuerte Rojo, uno de los tres Patrimonios de la Humanidad de Agra. De la misma forma, tampoco debe faltar una visita en tu viaje con Tway Tours a India.

Bello ejemplo de arquitectura mezcla de estilos hindú e islámico.
Foto: A. Polvorinos / Tawy Tours