La Avenida de las Esfinges

Te sorprenderá… la Avenida de las Esfinges

Avenida de las Esfinges entre Luxor y Karnak. Foto: A. Polvorinos / Tawy Tours

¿Sabías que el Templo de Luxor y los  templos de Karnak estaban unidos por una kilométrica avenida? 

Esfinge con cabeza de carnero en Karnak. Foto: A. Polvorinos / Tawy Tours

En un reciente post dedicado al maravilloso Templo de Luxor, os mostrábamos sus principales salas, columnas y estatuas, en especial El Patio de Nectanebo, la entrada al gran templo. Allí, en la fachada principal del patio, nos da la bienvenida el obelisco entre estatuas gigantes de Ramsés II antes de penetrar en la magnificencia del templo de Luxor. Pero a este enorme pórtico (pilono) de entrada llega (o sale) también una amplia avenida flanqueada por esfinges que efectivamente, tal y como os adelantábamos en aquel post, comunica con los cercanos templos de Karnak.

Esfinge con cabeza de Nectanebo I y cuerpo de león en Luxor. Foto: A. Polvorinos / Tawy Tours

Y es que antiguamente esta calzada empedrada de casi 3 kilómetros de longitud enlazaba Luxor con Karnak. Es la conocida como Avenida de las Esfinges. El día de “Año Nuevo” se realizaba la procesión de Amón por este paseo de esfinges hasta el templo de Luxor. Amón era la principal deidad tebana y a él se consagró el mayor de los templos de Karnak. El Festival de Opet rememora el viaje anual en barca sagrada del dios Ra desde Karnak a Luxor para visitar a su amada la diosa Mut.

En el año 2012 el Gobierno de Egipto concluyó las obras de rehabilitación de la avenida para poder unir de nuevo Luxor y Karnak a través de este paseo de 2,7 kilómetros de longitud y 76 metros de anchura con ¡¡1.350 esfinges!! La mayoría se encontraban bajo tierra.

Paseo de los Carneros frente al primer pilono de Karnak. Foto: A. Polvorinos / Tawy Tours.

Y Karnak comunicaba también a través de un ramal de esta avenida con el Nilo, donde había un embarcadero con rampas. Hasta el primer pilono, por la derecha del paseo de los carneros, llega el canal que comunicaba con este embarcadero en el Nilo. En la parte de Karnak las esfinges tienen cabeza de carnero (símbolo del dios Amón) y cuerpo de león, de ahí su nombre de paseo de los carneros, mientras en Luxor, la cabeza de las esfinges representa al faraón Nectanebo I, quien mandó construir la avenida durante su reinado (380-362 A.C.).

Avenida de las Esfinges en Luxor. Foto: A. Polvorinos / Tawy Tours

Su función era protectora y actualmente hasta 40 esfinges pueden verse y fotografiarse en este lado de la avenida. Algunas guardianas en perfecto estado de conservación, como podéis ver en las fotos.

Anímate a verlas de cerca estas Navidades / Fin de Año en nuestros programas a Egipto.

Los Jardines Yu Yuan, aire imperial en Shanghai

Te sorprenderá… los Jardines Yu Yuan

Jardines Yu Yuan. Foto: A. Polvorinos / Tawy Tours

Los Jardines Yu Yuan son una bocanada de la China imperial en medio de la modernidad cosmopolita de Shanghai. Entre rascacielos y modernos edificios se respira historia, la historia ligada a la época de la dinastía Ming cuando se diseñaron estos jardines “de la salud y la tranquilidad” entre los años 1559 y 1577.

Jardines Yu Yuan. Foto: A. Polvorinos / Tawy Tours

Y ése fue el motivo que inspiró al diseñador, un funcionario que quería recrear para sus ancianos padres el ambiente y las construcciones en aquella época se levantaban en la capital. Hace un siglo, una parte del jardín fue modificado como calles comerciales (como son muy turísticas no son baratas). Y así sigue hoy. Por suerte todavía quedan maravillosos rincones al más puro estilo imperial.

Jardines Yu Yuan. Foto: A. Polvorinos / Tawy Tours

En los jardines Yu Yuan puedes pasar desde un par de horas hasta media jornada paseando por sus callejuelas, pabellones, los comercios de los alrededores, y por supuesto las zonas ajardinadas disfrutarás enormemente. Descubrirás las joyitas que esconde, como la piedra de jade de casi 3,5 metros de altura y conocerás curiosidades como por ejemplo, por qué las pasarelas de mármol situadas sobre el lago describen zetas en lugar de ser una pasarela recta. Porque las almas/espíritus solo avanzan en linea recta… Matilde Asensi lo cuenta bien en su novela “Todo bajo el cielo”, libro muy entretenido que por cierto te recomendamos para ambientar tu viaje a las ciudades de la China imperial.

Jardines Yu Yuan. Foto: A. Polvorinos / Tawy Tours

 

Elige el programa de viaje que mejor se adapte a tus gustos o simplemente llámanos y te asesoramos. En Tawy Tours queremos mostrarte éste y otros bellos rincones de China.

Palacio de Verano, en Beijing

Te sorprenderá… el Palacio de Verano

Lago Kunming. Foto: A. Polvorinos / Tawy Tours

En el lago artificial Kunming, a una docena de kilómetros del centro de Beijing, el Emperador Quianlong construyó su Palacio de Verano. Para él y su familia. Palacio que desde el año 1998 está considerado Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO y que actualmente es un gran parque de casi 300 hectáreas frecuentado por turistas y locales. Muy abarrotado en fines de semana.

Palacio de Verano. Foto: A. Polvorinos / Tawy Tours
Entrada al Palacio de Verano. Foto: A. Polvorinos / Tawy Tours

Del palacio antiguo, destruido durante la Segunda Guerra del Opio (1860) lo poco que quedó sirvió para la reconstrucción del Palacio (también vacacional) de la Emperatriz Cixi (quien lo reconstruyó en 1899) e incluso como sede de Gobierno.

Gran Corredor. Foto: A. Polvorinos / Tawy Tours
Pinturas del Gran Corredor. Foto: A. Polvorinos / Tawy Tours

Hoy tiene que ver como decimos con el ocio. Entre sus atractivos se encuentran multitud de edificios que conforman el palacio (pagodas, residencias, muelles, teatros, etc.). La visita del Palacio de Verano os llevará media jornada y de llevaros ya nos encargamos nosotros pero… ¿qué no os podéis perder cuando estéis allí? La Colina de la Longevidad, las pinturas que ornamentan el largo pasillo techado del Gran Corredor (nada más y nada menos que 750 metros de pasillo), el Barco de Mármol (y en origen también de cristal), el robusto y decorado con motivos de leones Puente de los Diecisiete Arcos (réplica del de Marco Polo en Beijing) y una navegación por el lago Kunming en alguna de las muchas embarcaciones que lo ofrecen (y no precisamente de mármol, claro).

Barco de Mármol. Foto: A. Polvorinos / Tawy Tours
Pagodas y templos en el Palacio de Verano. Foto: A. Polvorinos / Tawy Tours
El Puente de los Diecisiete Arcos, réplica del Puente de Marco Polo en Beijing. Foto: A. Polvorinos / Tawy Tours

El Templo del Cielo

Te sorprenderá… El Templo del Cielo

Templo del Cielo. Foto: A. Polvorinos/Tawy tours

Aterrizarás en China con la mente puesta en la Gran Muralla y en la Ciudad Prohibida. Como todo visitante que se precie por otra parte. Probablemente también en el Ejército de Terracota (Xian) o los rascacielos de Shanghai. Pues bien, sin saberlo, puede que pases por alto la idea de contemplar el más bello templo del país. Arquitectónicamente hablando, el Templo del Cielo te dejará sin palabras. Y es que en Tawy Tours no queremos que pierdas la oportunidad de contemplar esta joya de la época de las dinastías Ming y Quing y ubicada en la parte sur de la capital: Beijing. Pocos ejemplos ilustran mejor esta sección de “Te sorprenderá”.

Templo de las dinastías Ming y Quing. Foto: A. Polvorinos/Tawy Tours

Este templo fue utilizado por ambas dinastías para rogar al cielo, de ahí su nombre, en primavera para adorar las cosechas, y en otoño para agradecer los frutos recogidos al final de la época de cultivos.

El entorno es también lugar de relajación. Foto: A. Polvorinos / Tawy Tours
Foto: A. Polvorinos/Tawy Tours

Pero como todos los monumentos chinos, las dimensiones no son pequeñas. Consta de varios edificios: el Altar Circular, la Bóveda Imperial y el más célebre de todos, el Salón de la Oración por la Buena Cosecha. Este último edificio es imponente, matrimonio de armonía y perfección. Un templo circular de 30 metros de diámetro y 38 metros de altura que se suele llevar todo el protagonismo en fotos y selfies.

Salón de la Oración por la Buena Cosecha. Foto: A. Polvorinos / Tawy Tours

No faltan terrazas de mármol, pilares de madera, patios y zona verdes ya que el Templo del Cielo se ubica en el Parque Tiantan Gongyuan, donde los habitantes de Beijing pasan el día entre taichí, cometas y jugando al Mahong (dominó chino), entre otros entretenimientos de jóvenes y no tan jóvenes. El pulso de la ciudad late aquí relajado. Algo muy de agradecer entre el constante ir y venir de motos, coches, bicicletas y peatones. Un remanso de paz en el bullicio chino.

Foto: A. Polvorinos / Tawy Tours.

Palacio de la Ciudad, lujo rosa en Jaipur

Te sorprenderá… Palacio de la Ciudad en Jaipur

Palacio de la Ciudad. Jaipur. Foto: A. Polvorinos / Tawy Tours

El rosa asalmonado de la Ciudad Rosa, que es como se conoce a Jaipur por el color de algunos de sus edificios, está también presente en buena parte de las construcciones del Palacio de la Ciudad (City Palace), un vasto conjunto palaciego levantado en estilo rajput y mogol con roca y mármol. No faltan los suntuosos jardines ni el frescor de las fuentes entre arcos, columnas y techos rematados con pequeñas cúpulas en este micromundo de la ostentosidad en el centro de Jaipur.

Foto: A. Polvorinos / Tawy Tours
Foto: A. Polvorinos / Tawy Tours

Y como buen Palacio indio que se precie en su interior vive el actual maharajá de Jaipur, aunque esta parte (Chandra Mahal) queda fuera de las visitas turísticas… aunque si su fachada exterior de 6 plantas la Sala de los Maharajás, un museo donde conocer la visa de estos gobernantes locales. Te sorprenderán las dimensiones de uno de ellos, muy mujeriego (108 esposas). Aunque no damos más pistas…

Foto: A. Polvorinos / Tawy Tours

Y otro de los edificios emblemáticos, probablemente el más famoso, es el Palacio de los Vientos; pero éste se ve mejor desde fuera cuya fachada es una de las más fotografiadas del Rajastán. Es desde el exterior donde el rosa salmón de este ornamentado diseño rajput  te seducirá irremediablemente para llevarte a casa una foto como ésta.

Foto: A. Polvorinos / Tawy Tours

El Palacio de los Vientos, el Fuerte Amber, el Palacio de la Ciudad y otros muchos encantos de Jaipur, como el sorprendente patio con el observatorio de Jantar Mantar (visita obligada para los amantes y aficionados a la astronomía) no pueden faltar en tu viaje a India de la mano de Tawy Tours.

Naturaleza entre los rascacielos de Dubai

Déjate sorprender por… la Reserva de Ras Al Khor

Flamencos en la Reserva de Ras Al Khor. Foto: A. Polvorinos / Tawy Tours

A un paso del skyline de Dubai, al final del Creek de Dubai, se encuentra un pedacito de sorprendente naturaleza: la Reserva de Ras Al Khor. Algo con lo que en principio el visitante no cuenta y un lugar que desde luego bien merece una parada. Es realmente sorprendente ver tantas aves a un paso de los rascacielos de Dubai. Es el principal humedal de los Emiratos Árabes y su ubicación es estratégica para las aves migratorias (entre Asia, Europa y África). Se pueden llegar a concentrar hasta 20.000 aves pertenecientes a casi 0 especies diferentes. El flamenco es la especie más célebre de la reserva. Es una especie residente que ve reforzada su población con la llegada de más individuos en invierno. A lo largo de los últimos años ha sufrido fluctuaciones en su población pero a pesar de ello, parece que es hace cuatro años (cuando se realizó el último censo) cuando ha alcanzado su máximo poblacional de los últimos 30 años. Se trata del flamenco rosado (Phoenicopterus ruber), al que acompaña también el flamenco menor (Phoenicopterus minor).

Flamencos y skyline Dubai. Foto: A. Polvorinos / Tawy Tours

Los últimos censos invernales publicados hablan de 1.400 individuos en enero 1989-1992, 2.300 en febrero de 1990, y máximos de 3.100 en enero de 2011. En cualquier caso lo que está garantizado es la observación de buenos bandos de flamencos y, lo que os aseguramos, es que en pocos lugares los veréis tan de cerca en estado salvaje como en la Reserva de Ras Al Khor (Wildlife Sanctuary).

 

Un observatorio (el Observatorio Flamenco) magníficamente acondicionado se adentra hasta una zona donde suele pasar el día buena parte de la población de flamencos en busca de la espirulina, el alga que constituye su principal alimento.  A escasos metros de distancia, los flamencos pasan impasibles el día alimentándose, moviéndose, descansando, buscando la protección del grupo… todo un despliegue etológico que sin duda pone la nota de contraste entre el verde y el asfalto.

Reserva Ras Al Khor, Dubai.
Foto: A. Polvorinos / Tawy Tours

Un consejo: reservad al menos un par de horas para visitarla en tu próximo viaje a Dubai.

 

Coloso de Ramsés II en Realidad Virtual

Déjate sorprender por… el Coloso de Ramsés II (Menfis) en Realidad Virtual!!

En Menfis, que fuera capital del Imperio Antiguo y del nomo I del Bajo Egito, y situada a un paso de El Cairo (unos 20 km.), está ubicada actualmente está estatua colosal de Ramsés II. Es una visita casi obligada para todos los viajeros que van a El Cairo y suele combinarse con la visita a Saqqara y su pirámide escalonada, la primera gran pirámide egipcia.

Esta estatua  rocosa del gran faraón egipcio perteneciente a la XIX Dinastía es de proporciones gigantescas de 10 metros de altura y 700 toneladas de peso. Es una estatua yaciente, ya que perdió la parte inferior de las piernas. Originalmente medía 13 metros y estaba situada junto al Gran Templo de Ptah.

 

Desde luego nada mejor que tener el Coloso de Ramsés II delante en alguno de nuestros viajes a Egipto para tener absoluta referencia de las dimensiones, pero de momento queremos compartir con los lectores la posibilidad de disfrutarlo en este video de 360º con Realidad Virtual. Lo más parecido a estar frente a la descomunal estatua. En nuestra página de Facebook puedes ver este video de la estatua de Ramsés II en Realidad Virtual. Alucinante!!

La Pequeña Petra

Déjate sorprender por... el encanto de la Pequeña Petra

Foto: A, Polvorinos/ Tawy Tours
Foto: A, Polvorinos/ Tawy Tours

A unos pocos kilómetros al norte de la magnífica ciudad nabatea de Petra se esconde la Pequeña Petra. Antaño formaban parte de la misma ruta comercial para las caravanas y servía de refugio a comerciantes y dromedarios que generalmente esperaban aquí para entrar al día siguiente a la gran Petra.

Foto: A. Polvorinos / Tawy Tours Pequeña Petra
Foto: A. Polvorinos / Tawy Tours
Pequeña Petra

El nombre de Pequeña Petra (s. I D.C.) define a la perfección lo que el visitante va a encontrar: fachadas esculpidas, relieves cincelados de forma magistral, canales de agua, y por supuesto un desfiladero (Siq-al Barid), bastante más corto que el de Petra (2 km.) pero cuya entrada es mucha más estrecha que el Siq de su hermana mayor. De hecho es preciso entrar en fila. Es fácil imaginar cómo los comerciantes debían entrar de uno en uno, probablemente pie a tierra, con sus animales por este delgado paso que por las noches se cerraba con una puerta salvaguardando el interior de la ciudad. Pocos lugares ofrecían la seguridad que ofrece la Pequeña Petra.

Foto: A. Polvorinos / Tawy Tours Siq-al Barid, la entrada a la Pequeña Petra
Foto: A. Polvorinos / Tawy Tours
Siq-al Barid, la entrada a la Pequeña Petra

Al final del cañón que hace de calle principal con fachadas a ambos lados, un paso escalonado permite acceder hasta un mirador situado en un balcón natural sobre las montañas circundantes.

El acceso en vehículo hasta la Pequeña Petra ofrece unas bellas vistas panorámicas. Antes de llegar a ella, una pista de tierra conduce por la izquierda de las paredes de entrada por el mismo camino que tomaban las caravanas, hasta una joya arqueológica desconocida para el gran público: el asentamiento neolítico que data del  8.500-5.500 años A.C.

Foto: A . Polvorinos / Tawy Tours. Poblado Neolítico junto a la Pequeña Petra
Foto: A . Polvorinos / Tawy Tours.
Poblado Neolítico junto a la Pequeña Petra

La visita a la Pequeña Petra que realizaremos en el viaje de Jordania express es un fenomenal aperitivo, y mejor colofón aún, a la visita a la gran Petra.

Templo de Hatshepsut. Pinturas Capilla Anubis

Déjate Sorprender por…

Templo de Hatshepsut. Pinturas Capilla Anubis.

hatshepsut2
Foto: Tawy Tours

Una de las visitas imprescindibles en Deir el-Bahari, en la orilla de los muertos de la antigua Tebas, es el  Templo de Hatshepsut, una construcción arquitectónicamente diferente a los clásicos templos egipcios, distribuida en dos amplias terrazas comunicadas por sendas rampas escalonadas. A ambos lados de la rampa se abren pórticos con pilares de sección cuadrada y columnas redondeadas bien ornamentados con bajorrelieves y pinturas.

hatshepsut1
Foto: Tawy Tours

Aunque es un templo dedicado a la diosa Hator, entre las pinturas te sorprenderán sin duda las existentes en la capilla dedicada a Anubis (en el pórtico oeste de la segunda terraza, a la derecha de la  fachada principal). Muy interesantes y bien conservadas son las pinturas del vestíbulo hipóstilo de esta capilla, con el techo decorado a modo de cielo estrellado. En ellas puede verse a Hatshepsut y su padre haciendo ofrendas a Amón y Anubis.

hatshepsut3
Foto: Tawy Tours

Disfruta de esta visita estas Navidades/Fin de Año con nuestra oferta a Egipto.